Netanyahu gana las elecciones en Israel por estrecho margen sobre Gantz, según los sondeos a pie de urna

El actual primer ministro en funciones de Israel, Benjamin Netanyahu, ha ganado las terceras elecciones en el país en menos de un año y ha aumentado su ventaja sobre su rival, Benny Gantz, aunque el resultado este avance se presenta insuficiente para romper el actual bloqueo, según los resultados de los sondeos a pie de urna dados a conocer tras el cierre de los colegios. El partido de Netanyahu, Likud, habría obtenido entre 36 y 37 escaños, frente a los 32 o 33 de Azul y Blanco de Gantz, según estas encuestas a la salida de los centros de votación.


La participación electoral registró durante el día los mayores porcentajes de las últimas décadas pese al temor a un descenso por el coronavirus y la apatía de los votantes al ser la tercera convocatoria en menos de un año.

A las 16:00 hora local, más del 47,6 por ciento de los 6,5 millones de israelíes llamados a votar habían depositado la papeleta, una cifra no vista desde 1999, cuando superó el 50%, informó el Comité Electoral Central de Israel, reseñó EFE.

En los últimos comicios de septiembre, el 44,3% votó a esa hora, más de dos puntos que en las anteriores de abril, cuando comenzó el bloqueo político en Israel, donde gobierna un Ejecutivo en funciones liderado por Benjamín Netanyahu desde hace más de un año.

Alrededor de 3.000 personas que están en cuarentena, por temor a haber estado expuestas al coronavirus, votaron en las 16 urnas especiales ubicadas en tiendas de campaña higiénicas repartidas por Israel.

El proceso de votación fue lento en estos centros por el protocolo de seguridad, que aplicaban operarios vestidos con un mono blanco, lo que llevó a ampliar el horario dos horas más hasta las 19.00 (17.00 GMT).

Votantes con mascarillas y guantes esperaban su turno sin tener que hace fila previa para ejercer su derecho a voto.

El Ministerio de Sanidad animó a los ciudadanos a salir a votar: «La situación está bajo control. Vaya a votar», declaró en un comunicado.

Rivlin: «No nos merecemos otra sucia campaña»

Por su parte, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, fue tajante al lamentar que las elecciones de este lunes sean las terceras en menos de un año: «No nos merecemos otra horrible y sucia campaña electoral como la que acaba hoy y no nos merecemos esta inestabilidad infinita (…). Salid a votar y haceros oír», instó a la población israelí.

Los centros cerrarán a las 22.00 (20.00 GMT) cuando se publicarán las encuestas a pie de urnas, y entrada la madrugada están previstos los resultados casi finales, en los que previsiblemente el derechista Likud de Netanyahu será el partido más votado junto al centrista Azul y Blanco, de su rival, Beny Gantz.

Importante será la diferencia entre las dos formaciones, que empataron en abril, mientras que Azul y Blanco ganó por la mínima en septiembre con 33 escaños, uno por encima del Likud.

La Lista Unida árabe se muestra optimista por aumentar su apoyo como tercera fuerza más votada. El resto de formaciones, a priori, no sumarían ni en el bloque de derechas ni el de centro izquierda para superar la mayoría de 61 escaños de los 120 de la Knéset (Parlamento israelí).