Odúbel Herrera ofreció disculpas a los aficionados de los Filis

La carrera de Odúbel Herrera dio un brusco cambio de dirección. El venezolano fue suspendido buena parte de la temporada anterior bajo el reglamento de violencia doméstica de las Grandes Ligas, tras ser detenido en un casino en Atlantic City, Nueva Jersey, por agresión a su novia Melany Martínez-Angulo. En enero los Filis de Filadelfia sacaron del roster de 40.


Después del incidente, en mayo del año pasado, Herrera había guardado silencio hasta el martes, cuando se disculpó con los aficionados de los Filis, señala nota de lvbp.com.

“No hay nadie que se arrepienta más que yo”, dijo el jardinero de 28 años a un pequeño grupo de periodistas en Clearwater, Florida, sede primaveral de los Filis, informó NBC Sports Philadelphia.

Herrera, que se encuentra en el campo de las Ligas Menores, se presentó en el campo de Grandes Ligas y se comunicó a través de Diego Ettedgui, el traductor en español del equipo.

“Quería hablar con ustedes porque deseaba pedirle disculpas a los fanáticos y a la organización», dijo Herrera. “Lamento mucho lo que hice. Ha sido una lección aprendida, quiero pasar la página y seguir con mi vida”.
También quiere disculparse con sus compañeros por lo ocurrido y aspira a que le acepten de nuevo.

Luego que los cargos judiciales fueran retirados en julio, MLB suspendió al jardinero por 85 juegos sin paga. Tras cumplir su castigo, sin apelación, Herrera fue reinsertado en el roster de 40, pero en enero, cuando Filadelfia adquirió al jardinero Nick Martini de la lista de waivers, el criollo fue designado para asignación y tras no ser tomado por ningún otro equipo, fue enviado a las granjas de la organización.

Los Filis todavía le deben 19,5 millones de dólares a Herrera, que tendrá que ganarse un nuevo ascenso al equipo grande.

“Estoy entrenando duro”, agregó Herrera en su comunicado. “Soy un hombre de fe, así que, si los Filis me dan una segunda oportunidad, la aprovecharía y jugaría lo mejor posible”.

“Realmente, lo que quiero decir hoy es que estoy muy agradecido con los Filis por lo que han hecho por mí, agradecido con los fanáticos porque siempre han sido geniales conmigo. Siempre me han mostrado amor y aprecio y no lo doy por sentado”, continuó.

Está por verse si el patrullero, de 28 años se edad, puede demostrar que tiene el nivel para regresar. Luego de su temporada de novato en 2015, fue titular y 2018 estableció marcas personales en jonrones (22) y remolcadas (71). Pero había estado batallando con su inconsistencia y antes de la suspensión, apenas exhibía una línea ofensiva de .222/.288/.341, en 126 turnos.

“Es algo que me gustaría hacer y espero que esta entrevista aquí pueda ayudarme a hacer eso. Para mí es realmente importante pedir perdón a mis compañeros de equipo, a mis fanáticos, a la organización. Eso es clave para mí”, reiteró. “Todos somos seres humanos. Todos cometemos errores. He pasado una gran cantidad de tiempo con algunos de ellos. Son grandes personas. Espero que me acepten y me ayuden a superar esto”.

Herrera y su novia tratan de pasar la página y seguir adelante, de acuerdo con el reporte de NBC Sports Philadelphia. El jugador se sometió a “asesoramiento” durante un par de meses en Filadelfia y lo encontró “beneficioso”. También hizo una donación a la Coalición de Pensilvania contra la violencia doméstica.

“Lo que puedo decirte sobre esa noche es que lo siento mucho”, abundó Herrera. “Melany y yo hemos tenido una relación muy larga. Como todas las parejas, a veces se discute. A veces hay problemas. Pero hemos crecido como pareja. Tenemos una relación saludable. Hemos aprendido de eso (…) Fue una situación desafortunada. Diría que fue el punto más bajo de nuestra relación. Pero no es mi comportamiento habitual”.

“Honestamente, todo este proceso me ha ayudado a ser una mejor versión de mí, especialmente las sesiones de asesoramiento en Filadelfia. Fueron geniales”, subrayó.

“No hay nadie que se arrepienta más que yo. Es una de esas cosas de las que aprendí y traté de mejorar”, concluyó.